El Síndrome de Alienación Parental (SAP): una forma de maltrato infantil

En el  S. XX la familia ha evolucionado, primero tan sólo existía el modelo tradicional de familia, donde hay dos progenitores, uno de cada sexo. Pero a medida que pasa el tiempo surgen nuevos tipos de familia; monoparentales, uniones consensuales (sin vínculo legal), separación y divorcio, familias formadas después de la ruptura de una unión familiar previa, familias cuyo padre es el responsable de los niños, familias con hijos no biológicamente unidos a los padres (adopción o reproducción asistida) o parejas homosexuales.

 

Las más numerosas quizás en nuestra sociedad son las de separados y divorciados, en las cuales la ruptura de los padres se consideraba fatal para los hijos, con consecuencias traumáticas.

 

Pero se ha llegado a la conclusión que la salud psicológica del hijo de padres separados está más relacionada con la presencia de conflicto en casa que con la separación en sí y por supuesto va a depender de la calidad de  las relaciones familiares tanto antes como después de la separación, e independientemente de la estructura familiar existente.

 

Tras la separación está claro que no todo son buenas relaciones y comprensión, sino en muchas ocasiones, debido a la gran cantidad de estrés que se soporta, suele haber conflicto y discusión.

El Síndrome de Alienación Parental

El llamado Síndrome de Alienación Parental (SAP). Es un proceso que consiste en programar a un hijo (lavado de cerebro) para que odie a uno de sus padres sin que tenga justificación.

El problema surge no por el hecho de que los padres decidan poner fin a su vida en común, sino cuando se hacen partícipes a sus hijos e hijas de los conflictos que ha generado la separación. Entonces los niños se ven inmersos en los problemas de los adultos, tomando partido en el conflicto, pasando a formar parte de los bloques enfrentados, y reproduciendo las disputas de los mayores. En estos casos, la opinión de los menores estará mediatizada, en mayor o menor grado, por el problema en el que están inmersos y por las presiones que están recibiendo. En determinados casos, es fácil apreciar como el niño adquiere un papel protector del progenitor al que siente como más débil, “el perdedor o el abandonado”, ejerciendo una función defensora que no le corresponde. Esta función puede llevarle incluso a rechazar cualquier contacto con el otro progenitor, justificando su postura ante todas las instancias que le pide explicaciones, incluido el Juez.

Por otra parte, los menores envueltos en una situación de ruptura familiar conflictiva sufren una aguda sensación de shock, de miedo intenso y confusión, con consecuencias negativas a nivel psicoemocional y conductual. Estos menores presentan, con frecuencia, sentimientos de abandono y culpabilidad, rechazo, impotencia e indefensión, inseguridad, así como estados de ansiedad y depresión y conductas regresivas, disruptivas y problemas escolares.

Sin duda alguna los procedimientos contenciosos generan un estrés en los progenitores y en los hijos e hijas que repercuten negativamente en el equilibrio emocional de todos ellos, y que llega a ser de tal magnitud que las necesidades infantiles quedan relegadas a un segundo plano, pudiendo llegar a constituir un factor de riesgo de enfermedad mental en la infancia y problemas psicológicos irreversibles.

Intervención

Ante la presencia de la sintomatología descrita  a nivel de relación paterno/materno filial, en primer lugar y como punto más importante es necesario que ambos progenitores estén capacitados para ejercer su rol como padres. Algo que puede ser demostrable mediante los informes psicológicos pertinentes. A partir de aquí es aconsejable por el bienestar del menor que se sigan las siguientes pautas:

  • Muy importante que los menores continúen teniendo relación con ambos progenitores. Si no es posible una custodia compartida que al menos se cumpla el régimen de visitas. Promover comportamientos más flexibles sobre las horas y fechas de estancia con los progenitores.
  • Ayudar a los hijos a entender, comprender y soportar mejor los cambios que acontecen.
  • Disminuir los riesgos de alianzas entre un padre y unos hijos dirigidos a enfrentarlos hacia el otro padre.
  •  Entender como normales las expresiones de contrariedad, rabia, etc. de los hijos asociados a la separación. No realizar reproches a los menores, ni entrar en sus ataques, teniendo en cuenta que no hablan por ellos mismos.
  • Diferenciar y esclarecer que las tensiones conyugales se hallan más allá de los hijos aunque suelen expresarse a través de ellos. Siempre mantener a los hijos al margen.
  • Evitar la delegación en los menores para que estos asuman la decisión de con quién convivir, como planificar las visitas, etc.

Conclusiones

No garantizar y obstaculizar el derecho fundamental del menor de mantener sus afectos y vínculos emocionales con sus progenitores y familiares, es una forma de maltrato que le provoca un daño a su bienestar y desarrollo emocional. Existen diferentes niveles en el Síndrome de Alienación Parental que está equiparado a una situación de riesgo, por lo que desde el ámbito profesional habrá que tomar las medidas de protección del/la menor destinadas a evitar tales situaciones.

No es fácil que solo bajo la presión que supone una orden judicial pueda solucionarse la situación que ha desencadenado un SAP. Aparte de la orden judicial y si de verdad queremos solucionar este maltrato a los niños y niñas debemos abordarlo también desde una intervención terapéutica, y no únicamente desde forzar un sistema judicial de visitas.

Felicitat Barreres Ocón

PSICÓLOGA FORENSE FAMILIAR

Descargar en formato pdf: El síndrome de alienación parental

CONTACTE AMB NOSALTRES

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: